Opinión, Uncategorized

El esfuerzo

A veces somos injustos y no sabemos ser agradecidos con quienes, aún sin saber o tener mucho conocimiento, hacen el esfuerzo de ayudar.

Quizás lo importante no es tener dominio de todo,  sino la disposición de aprender y de colaborar con los demás.  En muchísimas ocasiones uno se desesperar al ver que quien trata de ayudarnos no tiene la sapiencia que esperábamos, sin embargo debemos ser considerados pues esa persona dispuso de su tiempo para hacer algo que nosotros no podíamos realizar.

No debemos menospreciar el esfuerzo de quien presta su mano amiga, más bien sería correcto decir – gracias por tu ayuda- aunque no estemos del todo satisfechos.

El esfuerzo de una persona debe ser premiado con una sonrisa, con un abrazo, con un mínimo gesto de gratitud.

¿Cuántas veces hemos colaborado con alguien que nos deja con cara de insatisfacción y desprecio? verdad que duele mucho cuando nos tratan de esa forma, entonces lo que no nos gusta que nos hagan no debemos hacerlo a los demás.

Ante una ayuda desinteresada lo mejor es decir gracias sin importar si haya o no un excelente resultado.  La gratitud es el mayor galardón al esfuerzo y ante todo, una motivación a la superación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s