Periodismo, Reportaje, Uncategorized

El problema de la adicción no es la sustancia, es la debilidad

La Ley de Drogas califica el adicto a estupefacientes como un delincuente y no como un enfermo
La adicción al juego es difícil de superar.

Juan se sienta en una mesa de póker en el casino y apuesta la mayor cantidad de dinero posible. Su intención es ganar para comprarle una casa a su familia. Nunca pasa por su mente que apostándolo todo puede quitarle lo poco que tienen su esposa e hijos.  Sin embargo, entra en una trampa en la que  mientras más arriesga siente más  gratificación y cree que así será su recompensa.

La situación de este hombre es la misma que la de un adicto a la heroína, que ante la tristeza consume buscando felicidad o de un alcohólico que toma para esconder los miedos que arrastra desde la infancia.

“Tenemos que partir de que el problema no es la sustancia, el problema no es el juego, son situaciones  que están fuera y afectan la estima. El problema es el ser humano que se compromete y el tipo de sociedad en la que nos estamos desenvolviendo”, señala el sicólogo Edwin Bueno de la Fundación Fénix.
Tipos de adicciones.   En esa institución, fundada hace más de 18 años, se trabaja con adicciones a  las sustancias, tales como el  alcohol, la cocaína, marihuana y heroína, siendo esta última una de las más difíciles de superar por los  usuarios.
También abordan las adicciones conductuales, entre las que se tipifican  las ludopatías, la adicción a las deudas y al amor, así como  todo tipo de dependencia que  comprometa la conducta del ser humano.
 Bueno explica que las adicciones de la conducta son más difíciles de tratar porque la mayoría de las situaciones de un adicto a sustancia tiene que ver con el compromiso del cerebro con la sustancia.  Sin embargo, una persona con unaadicción en la conducta no tiene ese componente, su dependencia es  más arraigada y afecta más su personalidad.
Aclara que  la adicción es un problema sistémico. “Una adicción no puede crecer si no hay un sistema que la nutra”, por ello en Fénix  no solamente se aborda al individuo biológica y sicológicamente,  sino que se hace hincapié en la parte social y ahí entra la familia.
“En la familia normalmente se manifiestan los roles que debe tener cada cual y en los problemas de adicción los roles siempre están equivocados. Sus miembros  no asumen las funciones que debe asumir y eso crea problemas de dependencia en sus integrantes más débiles”, argumenta.
Enfermo, no delincuente.  El problema en República Dominicana  radica en que la “Ley 50-88,  Sobre drogas y sustancias contraladas  y sus modificaciones”  clasifican al usuario de opiáceos de la misma forma que a los traficantes de estupefacientes.
 En defensa de los usuarios de sustancias sicotrópicas la doctora Elena Hasbún, miembro fundadora de la Fundación Krysallis, afirma que: “El adicto no es un delincuente, sino un enfermo que se vuelve dependiente de una sustancia o de una conducta que lo ayuda a llenar vacíos producidos por el dolor, por  baja autoestima o simplemente un sentimiento, quizás infundado, de rechazo social”.
Hasbún y Bueno lamentan que en el país, principalmente los pobres, no tienen muchas opciones para tratar a sus familiares adictos.
Los padres y el adicto
El padre que es muy estricto hace menos daños que el padre que es facilitador. “Cuando  sobreproteges a un hijo, primero le estás diciendo que lo estás abandonando porque no lo dejas desarrollarse y segundo que lo estás descalificando porque cuando haces las cosas por él consideras que no tiene la capacidad de hacer las cosas y eso castra al adicto emocionalmente”, plantea el terapeuta Edwin Bueno. En el caso del padre estricto, este  genera mucho daño, pero es un alimento más nutritivo para la enfermedad de la adición que el padre  facilitador porque enfrenta la situación y hace que su hijo enfrente la enfermedad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s