Arte, Opinión, Periodismo, Uncategorized

¿Delincuente por decisión?

Al verlo esposado su “mujer”, de apenas 17 años, lloraba desconsolada. El joven estaba implicado en el asesinato de uno de sus mejores amigos y los llamados líderes comunitarios del barrio lo entregaron a la Policía para que no muriera en un “intercambio de disparos”.

No era la primera vez que Jorge Luis Tejada se veía involucrado en actos delictivos, sin embargo, cuando tendió sus manos al frente y le colocaron los grilletes afirmó: “Nunca he matado a nadie, lo mío es atracar en los callejones y bucámela, pero yo no mato”. En ese momento, a su madre, quien profesa la religión evangélica pentecostal, le rodaron dos lágrimas por las mejillas y entre sollozos clamó a Dios para que su hijo se tranquilizara. Sigue leyendo “¿Delincuente por decisión?”

Anuncios