Opinión

Pérdidas irreparables

La muerte es algo tan natural como la vida. Todos desde el momento del nacimiento sabemos que un día dejaremos de respirar definitivamente.Sin embargo, nadie tiene la preparación para afrontar la pérdida de un ser querido, mucho menos cuando se trata de un hijo.

A veces el ciclo natural de la vida se interrumpe bruscamente y no es el hijo quien despide para siempre al padre, sino el padre al hijo. ¿Cuán inmenso será ese dolor?. Esa pregunta me la he formulado decenas de veces; pero este año dos hechos me han llevado a reflexionar sobre ello, las muertes inesperadas de Johan Manuel Soto Romero y Francis Emilio Báez Martínez.

Sigue leyendo “Pérdidas irreparables”

Anuncios