Periodismo, Reportaje, Uncategorized

Adolescentes: presas fáciles de las adicciones por sustancia

En Pedro Brand el 49% de 478 estudiantes dijo que toma alcohol y el 9% ha usado estupefacientes
El 49% de los estudiantes en cuatro centros educativos del municipio Pedro Brand reconoció que bebía alcohol, de esa cantidad el 30.3% ingirió su primer trago a los 10 años o menos. Mientras, un 9% reconoció haber consumido marihuana, cocaína, heroína, LSD, éxtasis, o metanfetamina.
Esos preocupantes resultados fueron obtenidos con encuestas aplicadas a  478 estudiantes inscritos en  la Escuela Básica Gregorio Santos, el Centro Educativo María Montessori, el Liceo Gregorio Luperón y la Escuela Campamento 16 de Agosto del referido municipio, donde la fundación Krysallis realiza el programa preventivo de consumo de alcohol y otras drogas “Chispas de la Salud”.

Sigue leyendo “Adolescentes: presas fáciles de las adicciones por sustancia”

Anuncios
Periodismo, Reportaje, Uncategorized

Las terapias no determinan que el dependiente no recaiga, pero le fortalecen su espiritualidad

Un adicto siempre será adicto. La adicción es una enfermedad  crónica y progresiva igual que la hipertensión y la diabetes. Así como un diabético y un hipertenso morirán con esos padecimientos, un adicto muere siendo adicto.
Sin embargo, de la misma forma que el diabético controla la ingesta de azúcares y el hipertenso hace una dieta baja en grasas y carbohidratos, el dependiente de sustancias puede recurrir a un sinnúmero de terapias para controlar su adicción, afirma Elena Hasbún de la Fundación Krysallis.
Terapias.  Un adicto es un ser biosicosocial por lo que el plan de tratamiento debe abordar todas las fases que se comprometen por el uso  sustancias o por una conducta.

Sigue leyendo “Las terapias no determinan que el dependiente no recaiga, pero le fortalecen su espiritualidad”

Periodismo, Reportaje, Uncategorized

El problema de la adicción no es la sustancia, es la debilidad

La Ley de Drogas califica el adicto a estupefacientes como un delincuente y no como un enfermo
La adicción al juego es difícil de superar.

Juan se sienta en una mesa de póker en el casino y apuesta la mayor cantidad de dinero posible. Su intención es ganar para comprarle una casa a su familia. Nunca pasa por su mente que apostándolo todo puede quitarle lo poco que tienen su esposa e hijos.  Sin embargo, entra en una trampa en la que  mientras más arriesga siente más  gratificación y cree que así será su recompensa.

La situación de este hombre es la misma que la de un adicto a la heroína, que ante la tristeza consume buscando felicidad o de un alcohólico que toma para esconder los miedos que arrastra desde la infancia.

Sigue leyendo “El problema de la adicción no es la sustancia, es la debilidad”